Mañana trabajaré

Mañana trabajaré. Mañana, día 12 de Octubre. Día de la Hispanidad, anteriormente llamado Día de la Raza, día de celebrar la aniquilación de pueblos, etnias y culturas milenarias, y día de celebrar el orgullo de pertenecer a un país al que sólo le queda por ofrecerme un DNI y un montón de impuestos.

tanque

“Hola, vengo a dejarte un obús en el buzón. ¿Me puedes echar una firmita aquí?”

Mañana trabajaré para pagar los 800.000€ que nos cuesta el desfile de mañana. 800.000€ para que el rey al que votamos todos se la pueda sacar delante del Jefe de la OTAN y la menee delante de todos los ciudadanos y televisiones, para recordarnos a todos que vamos a seguir siendo españoles tanto si nos gusta como si no, y que si no nos gusta miremos lo que pone en el carnet de identidad y el cañón que nos va a entrar por la ventana de nuestra casa si nos oponemos
a ello.

La cabra de la Legión

Funcionarios demostrando fuerza y arrojo. Todo por la Patria.

Una demostración de la Fuerza y el Orgullo de España, que es lo único que tienen para retenernos. Porque han pasado las elecciones catalanas, ha comenzado a sonar la danza de la campaña por las estatales y todavía no he escuchado una sola ventaja por la cual querer seguir siendo español. Y a mí me la sopla porque yo lo que quiero es dejar de serlo, pero al catalán español tampoco le han dado ninguna razón por la cual tener que seguir aguantando el mamoneo de propios y extraños en Catalunya. Y ése lo tiene más jodido, mucho más jodido.

Mañana trabajaré. Por contrato pero también por convicción. Y cobro un plus por ser día festivo. Plus que donaré a alguna ONG que luche por los derechos de los más débiles. Porque lo que se celebra mañana se me plantea tan ajeno a mi forma de pensar y de actuar que me daría vergüenza aprovecharme de ello.

Mañana trabajaré, y porque no es que no quiera ser español, es porque ya no lo soy. Me van a callar la boca con leyes abusivas o con calcetines sudados, me van a acribillar a impuestos para sacarme el dinero que ya no volveré a ver y me van a amenazar con quedarme fuera de Europa, del Euro y del Sistema Solar.

12o

Mujer andina saludando la bandera en Recoletos con Alcalá.

Mañana trabajaré. Porque en mi mente ya
no pertenezco a un país que celebra el exterminio de todo un continente sacando al Ejército a la calle, uno que se gasta casi un millón de euros en montar una tribuna para acomodar a una familia a la que nadie me preguntó si quería mantener y sacar los tanques a la calle mientras cierra colegios y hospitales y cercena derechos a golpe de porra.

Mañana trabajaré. Porque aún queda mucho por hacer y construir.

Anuncios
Publicado en Historia, Política, Sociedad | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

De Juan Palomos y otras formas de autosustento

Visto lo visto, y por cómo están yendo las cosas, me voy a reír un buen rato el día que nos digan a todos “Vale, ya se ha terminado la crisis, a partir de ahora esto es lo que hay: precariedad, sueldos mínimos, trabajo para unos pocos privilegiados,…”. Muchos se despertarán tarde y les pillará en gayumbos; otros le habrán visto las orejas al lobo a tiempo y habrán sabido redirigirse hacia el (cada vez más relativo) éxito; otro los habremos intentado y nos quedaremos a las puertas. Habrá de todo.

Porque si queréis el Tito Metrópolis os resume el pastel en una frase: El mundo ya no existe tal y como lo conocíamos. Toma frase lapidaria. Todos estos estadistas, politicuchos y economistas del tres al cuarto que salen en las Mañanas de La Primera y dicen cosas como “la crisis se acabará en el 2015… No, en el 2014… No, bueno, si eso ya pasado mañana no, el otro”, mentira. Quitaos esa idea de volver atrás, a los buenos tiempos del estado del bienestar, del trabajo para todos y el sueldo asegurado a final de mes. Concentraos en responder a una sencilla pregunta: “¿Qué puedo ofrecer al mundo?”. Y de ahí p’alante que es gerundio.

Un amigo y yo siempre hablamos del autoempleo como el nuevo camino laboral. Al inicio de la “crisis” la idea era buscar trabajo como un loco a la espera de que alguna empresa te llamara y conseguir la quimera del contrato fijo (dicen los más ancianos que una vez vieron uno). Ahora ese objetivo ha mutado en ofrecer tus servicios a los clientes (francés 20; completo 50, chato) a la espera de ir cazando un poco de aquí y otro de allí para reunir lo justo a final de mes para pagar los autónomos el alquiler, una barra de pan y media docena de cuajadas de marca blanca.

Ahí está la clave: se acabó el sentarse detrás de una mesa picando datos y esperando al día 30 para recibir la nómina (y ver cómo desaparece el día 1 con las facturas). Seamos emprendedores, busquémonos el sustento, pongamos el culo en movimiento y la mente a trabajar y ofrezcamos al mundo nuestros servicios como empresarios. Basta de pedir limosna a base de currículums que acaban en la basura. No nos ofrecen un trabajo: solicitan nuestros servicios. Ya no trabajamos a cambio de un sueldo: nos piden soluciones y nos pagan por ello.

Chimpón.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

Hasta el camino más largo comienza con un solo paso

No puede ser. Vengo de vacaciones y lo primero que me encuentro al abrir la puerta son un montón de cartas de fans pidiéndome que vuelva. Salgo a la ventana y veo gente acampada en la puerta y un santuario con velitas y mi foto de portada con un crespón negro. ¡Que no me he ido! De hecho, tal como está el patio, el día que me vaya ya me habéis visto el pelo. Eso sí, me va a costar, porque no me dan la hipoteca para comprarme el bono transporte.

https://i0.wp.com/gomeranoticias.com/sites/default/files/imagecache/titulon/manifestaci%C3%B3n%20huelga%20general%20madrid.jpg

Perdone, ¿la cola del pan es aquí?

Porque me fui que la cosa parecía ir estupendamente: las terrazas de los bares llenas de clientes, ciudadanos concienciados rebuscando en reciclando la basura, los parques llenos de niños y adultos en el paro jugando a la pelota, empleados disciplinados dirigiéndose a su puesto de trabajo puntuales y obedientes no vaya a ser que los despidan comprometidos con su empresa,… En fin, la España que todos queríamos, próspera y en pleno progreso.

Y vuelvo, ¿y qué me encuentro? Madre mía, esto es una batalla campal, parece la Semana Trágica, que sólo faltan las barricadas en el medio de la Gran Vía: Huelgas casi diarias de distintos sectores, manifestaciones multitudinarias en contra de los recortes que dicta propone éste nuestro Gobierno, propuestas de secesión de una de las Comunidades Autónomas más prósperas,… Chica, ¿qué os ha pasado? ¿De golpe os habéis despertado y os habéis dado cuenta que el Estado del Bienestar se limita a la paella de los domingos en casa de vuestros padres, de que aquello de la economía boyante, la inflación desenfrenada y, en definitiva, el “café para todos” nos ha llevado a un agujero del tamaño  de la Fosa de las Marianas?

https://i2.wp.com/www.falsalibertad.com/wp-content/uploads/2011/11/cristiano_ronaldo-789978.jpg

Está triste. Pobre.

Pues sí, señor, claro que sí. Hay que despertar, pero de verdad, a ver si levantamos el culo de la silla, dejamos de quejarnos en el bar y entendemos que el que no llora no mama, y que peor, lo que se dice peor, tampoco vamos a estar. Así que venga, todos a la calle a gritar lo que nos cabrea, que dicen que es muy sano, y a reivindicar nuestros derechos. ¿Que crees en la independencia de Catalunya? Pues manifiéstate a favor. ¿Que piensas que ya está bien de recortes en sanidad, educación, cultura, etc.? Pues venga a la calle, holgazán. Que seguro que hay algo que te cabrea, y comentándolo con el camarero no lo vas a solucionar, así que ya sabes, ya sea en la calle, en las urnas o en la puerta del Parlamento, mientras no ensucies ni rompas nada, ten conciencia social y únete a los demás, que no eres el único que “mecagoentoloquesemenea”.

https://i0.wp.com/1.bp.blogspot.com/-hoHbVKKeNmY/UFNJqCuv6zI/AAAAAAAABBc/B8fYw6YSJ9U/s1600/NoATodoBN.jpgY si piensas que no sirve de nada hacer huelgas, manifestarte y ser un poco consciente contigo mismo a la hora de votar, piensa que todo lo bueno que tenías antes otros, o tú mismo, lo conseguísteis de esta manera. Que el que quiere pescado se tiene que mojar el culo, y si la democracia es el poder del y para el pueblo, reclámala, porque si comer menos un día cada cuatro años no es hacer dieta, votar una vez cada cuatro años tampoco es tener el poder.

Publicado en Política, Sociedad | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Y para qué quiero yo un Smartphone?

FotiKo Toh mOrenikHoo pAl TuEhnti!

Como dijo el famoso novelista Charles Dickens, “Contra más listos son los móviles más tontas son las personas”. Hablo de los Smartphones, esos cacharros pegados a nuestro bolsillo que nos hacen, se supone, la vida más fácil. Y nos hace más tontos. Pero tontos de verdad. De hecho, más de la mitad de los lectores habrá pasado por alto que Charles Dickens murió unos 110 años antes de que el primer teléfono móvil viera la luz, así que la frase es falsa.

Primera lección: Nunca os fiéis de lo que sale en Internet. O al menos contrastadlo con otras fuentes.

Y digo que nos hace más tontos por muchas razones. Ahora, si te pierdes no tienes más que echar un vistazo al mapa para saber en qué calle estás y dónde tienes el estanco más cercano. Antes bastaba con preguntar. Y creedme que molaba más: conocías gente, aprendías a orientarte con el sol, tomabas referencias, descubrías rinconcitos con encanto, callejuelas oscuras donde te robaban la cartera,…

Eso sí, os recomiendo que preguntéis a más de uno: una vez pregunté por la calle Valencia, me indicaron mal y cuando me di cuenta del error ya estaba llegando a Castellón. Un drama.

Segunda lección: Tampoco os fiéis de lo que os diga cualquiera. O al menos contrastadlo con otras fuentes.

A lo que iba. Antes invitabas a cenar a una chica, y para enamorarla te la llevabas a un apartado en el que se vieran las estrellas, señalabas al cielo y con voz de Humphrey Bogart decías: “Mira, nena, el cinturón de Orión“. Y ya podíais estar mirando una farola que ella respondía: “Oh… qué bonito…”. Y era tuya. Tres puntos, colega.

Ahora no. Ahora se descarga una aplicación y te dice: “Qué ignorante, eso es Gliese 481-e, de la constelación Libra, y tiene una masa terrestre de 1,9″. Y tú le respondes: “¡Eso es la farola que plantó mi abuelo después de la guerra, lisssta!”. Y ya la tenéis liada. El polvo plan perfecto al garete. Gracias, señor Nokia, gracias.

Y los juegos… Si os matan en el juego y de pronto notáis un dolor en la cabeza es que os habéis dado en la cabeza con una farola por no mirar el camino. ¡Zombies, que sois todos unos zombies!

Me queda el 2% de batería…

Ahora, una cosa que me tiene acojonado intrigado es el temita del WathsAp o Wassap o WhatsApp o Wasabi, da igual. ¡Cristo, recibir mensajes a cascoporro sin filtros ni nada, y que te suenen ahí, a pelo, donde sea! “Martínez, oigo un vibración repetida que sale de sus pantalones. ¿Es que se alegra de verme?” Así no se pueden tener reuniones de trabajo ni nada, ¡qué estrés! Y no intentes apagarlo que el bicho sigue.

Y yo que pensaba que los teléfonos móviles eran una herramienta para hacernos la vida más fácil y resulta que lo que hace es esclavizarnos: Tienes que contestar cuando te preguntan, hacer muchos puntos en el Apalabrados, responder a los wasabis en tiempo récord y, a todo esto, vigilar de no quedarte sin batería, porque estos cacharros, contra más nuevos más gastan, ¡que parecen un tractor!

P.D.: Finalmente he sucumbido a la fiebre y me he comprado un Smartphone. Ui qué bonito, y cuántas cosas. Ya no soy el amigo caro y puedo ver las actualizaciones del Twitter mientras estoy en el metro yODIOSTOSCACHARROSLAMADREQUELOSTRAJOATODOSY ui, mira, me han etiquetado en otra foto del Facebook, qué bien…

Publicado en Cultura | Etiquetado , , , , , , | 5 comentarios

De expansión y restricción

Una de las pocas cosas que entendí estudiando mi grado de Relaciones Laborales fue la diferencia entre las políticas expansivas y las restrictivas. En ese momento pensé “oye, esto servirá”. Corría el año 2009, la burbuja inmobiliaria llevaba dos años deshinchándose y se comenzaba a vislumbrar un horizonte en el que se podría llegar a 4 millones de parados. Por supuesto, el Gobierno a cargo decía que era imposible y que esta cifra rápidamente bajaría muchBUAJAJAJAJAJAJAJA. Un segundo, me limpio las babas y sigo.

Señora, hay que ahorrar

¿Y qué son las políticas monetarias de expansión y restricción? Agárrate a la silla, y si ésta es la segunda vez que lees esto es que no lo has entendido bien:

Las políticas restrictivas es todo aquello que impide que la economía crezca de manera insostenible (que fue lo que pasó hasta el 2007 más o menos): subida de impuestos directos e indirectos, disminución de los salarios, aumento del valor de la moneda para limitar el comercio exterior,… En definitiva, todas aquellas acciones que favorecen un estancamiento en la economía y una limitación en el movimiento de divisas. Para que no se nos vaya de las manos y lo podamos controlar. Por contra, un laissez faire permitirá que haya muchísima circulación de moneda, los precios no dejen de subir y haya una inflación de caballo (¿os suena esto en las hipotecas?) y el precio de la vida se ponga por las nubes.

Lo que se debería haber hecho cuando la burbuja empezó a hincharse y el España va bien era nuestro lema.

Dije España va bien y se lo creyeron, Mariano, se lo creyeron

¡Dije “España va bien” y se lo creyeron, Mariano, se lo creyeron!

Y ahora imaginad lo que son las políticas expansivas. Efectivamente, queridos contertulianos, son todas aquellas acciones que se hacen para (re)activar una economía: incremento del gasto público, aumento de salarios, bajada de los impuestos, concesión de créditos a empresas y particulares… Resumiendo, todo aquello que favorece la circulación de la moneda y el intercambio de bienes y servicios. Como ejemplo, el New Deal de Roosevelt en EEUU como respuesta a la crisis del 29.

Dicen que hay que conocer la historia para no repetir los errores del pasado. Mañana voy a enviar a nuestros gobernantes un libro de Historia para que vayan tomando nota y a ver si con esta premisa cambian el chip y se dan cuenta que teníamos que habernos arreglado las puntas de la melena mucho antes para no tener que quedarnos calvos ahora.

Y como epílogo, la carta de Aarón Reyes a Rajoy escrita el pasado 22 de abril desde su imprescindible blog El Hombre Bizantino: El Presidente del país de los horrores.

Publicado en Economía, Política | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Panem et circenses, y si no hay panem, pues circenses

El fútbol es el apio del pueblo JAJAJA Me desorino

Esperanza Aguirre ya la ha vuelto a liar parda. Como siempre que abre la boca, más o menos. Esta vez ha dicho que como se pite el himno español en la final de la Copa del Rey se suspende el encuentro y se juega a puerta cerrada. Espe, ¡el pueblo necesita fútbol! Mire usted lo que pasa: se termina la Liga y automáticamente empiezan a haber manifestaciones del 15M, huelgas de ferrocarriles, de educación,… ¿No querían mantener mansas a las fieras? ¡Atóntenos, que estamos empezando a pensar!

Meto goles a los periodistas cada semana

Menos mal que pronto empieza la Eurocopa porque si no esto se les iba a desmadrar. Imaginaos una España sin fútbol: los ciudadanos no irían a los estadios, leerían periódicos no deportivos, tendrían más tiempo para entender el mundo tal como es e incluso podrían acabar por entender la pantomima financiera y gubernamental que se ha montado y, la verdad, no creo que les gustara lo que descubrirían.

Así que, Lideresa, por el bien de su partido y las empresas a las que representa, déjenos disfrutar del fútbol porque la gente no sale a la calle ni que les quiten el pan de la boca, pero como les quite usted el deporte rey… ¡Aaaay qué miedo!

P.D.: Para evitar pitidos al himno español propongo, en lugar de ello, cantar alguna canción infantil, inocente, como aquélla de: “Un elefante se balanceaba…”, por ejemplo.

Publicado en Política, Sociedad | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Hambre para mañana

De pequeño mi padre me decía que estudiara, que no perdiera el tiempo con tonterías y videojuegos (aunque luego se ha demostrado que también enseñan cosas útiles como apuntar y disparar armamento pesado o que comer setas rojas nos hace crecer y ponernos fuertes) y que me dedicara a los libros. No le faltaba razón: él, hijo de espartero (artesano del esparto, no del general de las Guerras Carlistas) vino a capital con 16 años y empezó a barrer un taller mecánico porque era lo que le ofrecieron. Y se jubiló siendo mecánico. Si hubiera comenzado barriendo el Ayuntamiento a lo mejor ahora sería alcalde, pero no pudo ser. Mala suerte.

“Si estudias podrás trabajar en una oficina, llevarás traje, tendrás aire acondicionado y secretaria y ganarás mucho dinero”. ¡Qué bien, el chollo padre! “Olvídate de los que te pegan en clase; algún día les pasarás la mano por la cara cuando te vengan a pedir trabajo a ti”. Justicia divina, pensaba yo.

Pues mira, al final estamos todos igual: los que estudiamos y los que no. Pendientes de un hilo, sobreviviendo con trabajos temporales con poco futuro y ninguna seguridad. Y yo pienso: Qué frustrante, a mí me han engañado. Mi padre me dijo que si estudiaba mucho llevaría una buena vida y estoy igual o peor que el tontaina que dejó el colegio con 14 años. Algo no va bien.

Claro, porque las cosas han cambiado, pero para eso mejor leerse mi artículo anterior. Aquí se viene a hablar de la educación, señora, lo del grupo de superación a la Arachibutirofobia es en el otro aula. Y gracias a la educación, por poco rentable que parezca, yo estoy donde estoy: con unas ganas locas de aprender cosas nuevas, de escribir, de ir a museos, de escuchar y hacer música, de hablar bien, de… Vale, ya paro.

Seño, Neo se ha comido mis deberes

Y eso es precisamente lo que se quieren cargar nuestros señores dirigentes: recortes impensables en educación (y sanidad). Vale que estamos en crisis, señor Wert, pero esto ya se sabe cómo termina, esto es pan para hoy y hambre para mañana. Si recortamos en cultura y educación, ¿para qué recortamos? ¿Qué pretendemos salvar entonces? Una población sin educación ni cultura es una población sin alma y sin futuro. El trabajo puede faltar en un momento dado, y si estamos preparados sabremos cómo salir del atolladero y buscar recursos, reinventarnos y conseguir progresar. Sin nada de esto simplemente nos sentaremos en el banco del parque a verlas venir mientras otros nos dicen qué hacer, qué pensar, qué… todo.

Así que sal a la calle, holgazán, que hoy profesores y alumnos están de huelga. Y más vale que la secundes, porque tú a lo mejor no vas a pisar más la escuela, pero tus hijos sí, y los médicos que te tendrán que curar cuando te jubiles, y los que te van a arreglar el coche cuando se te estropee, y los que te harán la declaración de la renta, y… todos. Porque la educación es de todos y para todos.

Publicado en Cultura, Sociedad | Etiquetado , , , , | Deja un comentario