De indignación y revolución

Hoy la sociedad española en particular y la mundial en general está de aniversario: se cumple un año del movimiento 15M, o “esos cuatro perroflautas que mancillaron la Puerta del Sol con sus tiendas Quechua” según algunas fuentes conservadoras.

Estos días el movimiento está en boca de todos: periódicos, telenoticias, debates en la radio, carteles en los marcos de los bares y comercios y en un año han hecho mucho más que suspender unos pocos deshaucios y manifestarse y acampar en plazas y calles del país.

No voy a entrar en la guerra fácil de defender o atacar si el procedimiento ha sido el más idóneo, o si la organización interna en las llamadas “asambleas” celebradas a pie de calle es la más correcta a la hora de planificar las actuaciones, pero una cosa está clara: están cambiando los ideales del pueblo.

Ya sea como icono gráfico o como espejo en el que reflejarse, algunos indignados, siguiendo la estela de Anonymous (esa organización internacional de hackers que la lían parda cada vez que consiguen la contraseña del Messenger de alguien), portan caretas de Guy Fawkes, o lo que es lo mismo, del héroe del cómic de Alan Moore V de Vendetta. Y no les falta razón: como V, su objetivo principal no es derrocar el gobierno opresor actual (sabiendo que luego vendrá otro igual o peor) ni volar el edificio del Parlamento (con lo bonito que es) sino abrir los ojos al pueblo, expandir sus mentes y gritar que existe una solución alternativa (y sin usar dinamita. O muy poca. ¿Ni un poquitito de nada? ¿No? Vaya…) para cambiar todo esto. Y eso es lo que de verdad asusta. Y ahí es donde radica nuestro poder como ciudadanos.

Algunos se preguntan cuándo va a capear el temporal, cuándo volveremos a estar como antes. ¿Como antes de qué? Despierta, anda, y comprende que el mundo tal como lo conocías ya no existe. No hay vuelta atrás, el modelo antiguo es eso, antiguo. Ahora toca reinventarse. ¿Por qué luchar por mantener un sistema que nos ha llevado a la ruina si podemos refundarlo y reinventarlo?

Y eso es lo que nos está enseñando el Movimiento 15M.

Puedes estar más o menos de acuerdo en las formas, en el olor a perroflauta en el que estás pensando que hacía en Plaça Catalunya el año pasado, y por eso tuvieron que entrar a echarle un agüilla (y un par de palos también, ¿por qué no?) y todos esos prejuicios antisistema que hayas visto en las casas okupas. No señora. En las concentraciones hay jóvenes con rastas, curritos con traje y corbata y jubilados de post-guerra  hasta los cojones indignados (que se hacen llamar Yayoflautas). Puedes no congeniar con el modus operandi de estos asamblearios, y pensar que de otra forma tendrían más apoyo y parecerían más serios. Pero no puedes negar que ahora estás como “Ay, ¿y si tienen razón?”. Que te he picado la curiosidad, que lo sé yo, que te lo veo en los ojitos!!

Y no es que yo sea asambleario ni nada. Al contrario. Pero oye, un año gritando, al final se les va a oír. “Si no puedo culpar al Gobierno de la que está cayendo, no esperen que lo felicite cuando todo remonte”, dicen. Así que, señoras y señores, a arremangarse la camisa, a meter los brazos en el lodo y a remover la porquería que nos han dejado unos y otros, que, ahora en serio, esto sólo lo cambiamos entre todos.

Anuncios
Publicado en Sociedad | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

El fútbol es cultura, o la cultura del fútbol

Pues bien, al final parece que sí que habrá final europea entre el equipo de la capital y uno de éstos “independentistas” que silban el himno español en la final de la Copa del Rey. Y diréis: “estaba claro”. ¡Pues no! Que son Atlético de Madrid y Athletic de Bilbao, nada menos. Buf, con ese baile de nombres me imagino a Sergio Sauca intentando retransmitir el partido: “Atleti, Athletic, Atlético, AthlSOCORRO!!!!” Le va a explotar el hipotálamo en directo para todo el país, pobre. Será un espectáculo, líder de audiencia.

Y la Liga ya es del Real Madrid por mucho que el Barça le metiera siete goles al Rayo Vallecano. Es que yo creo que se equivocaron entre el “Madrid” y el Rayo: van de blanco, son de la capital,… Sí, muy bien, hijos de Tito, pero deberíais haber marcado más la semana anterior. Es lo que hay, haber escogido muerte.

“El fútbol son once contra once, no hay rival pequeño, hemos tenido mala suerte…”

En el resto de España, la llamada “La otra Liga” las cosas no van mejor: unos descienden, como el Racing, otros ni fu ni fa como el Betis o el Getafe, y a otros los acusan de amañar partidos. Señoría, no es que amañen nada, es que son así de malos por naturaleza.

A todo esto, lo de Barça y Madrid es una verdadera cura de humildad. Como el que va al examen final habiendo preparado los bolis, los folios, el DNI, mira el aula, se sienta, se prepara y… “se me olvida algo… ¡ESTUDIAR!”. Pues aquí igual, mucho final de Champions y tripletes y… anda, majo, calla y mete más goles. Ahora uno ganará la Liga y el otro se peleará por la Copa del Rey (que el Athletic es mucho Athletic).

Y yo, que este fin de semana me he olvidado del fútbol en general y me he ido un par de veces al cine. Películas de autor, por supuesto (Síiiiii, claaaaro…), y baratas. Y es que así da gusto ver películas en la pantalla grande. No voy a dar a nadie una clase simple de amortización de espacios, pero si me cobran 8€ cada vez que entro no voy a ir. Por 4€ sí. Y es que ya está la cosa cogida por los pelos entre Torrents, Megauploads y piratería como para que lo pongan más difícil. Y por más errores de sonido que me encuentre (que cuando salgo ya comentamos con la chica de la puerta los fallos) siempre que pueda seguiré yendo.

Valora el trabajo de los demás, que si tú ves una película es porque alguien (muchísimos “alguien”) se ha dedicado a producirla. No digo que pagues siempre, pero al menos agradece de vez en cuando la faena que cuesta. Y si ves a tu jugador favorito correr 100 metros en sprint, driblarse a la defensa y fallar el gol por un milímetro no grites “¡QUÉ MALO!” cuando llevas 4 cervezas en el cuerpo y no te cierra el botón de la camisa.

¡Y haz deporte!

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

El olor a libro mola

 Ayer fue el Día del Libro en toda España (y en un centenar de países más). Esto se celebra así porque el 23 de abril de 1616 murieron Garcilaso de la Vega, Shakespeare y enterraron a Cervantes. Mal día para la Literatura Universal. Así, explicado para el pueblo, es como si matas a Pelé, Beckenbauer y Messi el mismo día.

“Menudo referente, macho”, diréis. Pues sí, porque ahora la gente ya no lee. Y no, leer el periódico cada día no cuenta. Y no, leerse la obra y milagros de tu deportista favorito tampoco vale (Seguridad, a la señora que ha venido con la biografía de Belén Esteban, por favor, acompáñenla a la puerta).

Image

Menuda panzada de leer me voy a pegar

No voy a entrar a discutir si una obra concreta es buena o es mala, ni si el superventas del año es digno de ser leído por ser “demasiado mainstream”. Pero por favor, no os quedéis con lo fácil. Ya lo decía Mark Twain: “Quien no lee un buen libro no se diferencia del que no puede leer”. Y os habla uno que se ha leído todos los Harry Potter y El Señor de los Anillos, pero también El Lazarillo de Tormes, a Herman Hesse y a otros muchos. Que como en todo arte, cada libro funciona en un momento, época o lugar.

A todos los que comprasteis (u os regalaron) un libro ayer, no os quedéis ahí: id a cualquier librería antigua, coged cualquier libro amarillento y desgastado y comenzadlo. Si no os gusta, regaladlo (no lo tireis que luego viene Greenpeace y nos pega) y coged el siguiente. Pronto empezaréis a disfrutar de la lectura y ya no esperaréis a que sea Sant Jordi para comprar algún libro.

Me dicen que también se regalan rosas. Sí, es una tradición muy bonita, de enamorados y tal, y que hay una historia sobre un dragón y una princesa. Ésa es otra cuestión que abordaré más adelante.

Y tú, deja de leer mi blog, que esto tampoco cuenta como “leerse un libro”.

P.D.: ¿Sabías que el ministro de Cultura, José Ignacio Wert, la ha vuelto a liar parda? Ha enviado una nota fomentando la lectura con un montón de faltas de ortografía. Maaaaadre!! Aquí la noticia.

Publicado en Cultura | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Tocando los Borbones

Llevo tiempo queriendo escribir sobre la Familia Real, mucho antes de que el nieto se pegara un tiro en el pie y el abuelo se rompiera el culo en África. Cuando empezaron con su propio Domingo Sangriento aparqué el tema y encendí la tele. Madre mía, qué espectáculo.Imagen

Lo que más me llamó la atención fue la cantidad de gente que criticaba el viaje “porque los españoles estamos en crisis”. Pues a lo mejor tú, con tu sueldo mínimo, hipoteca y dos hijos, lo estás, pero los Borbones no. Éstos tienen “recursos” a manos llenas (a pies no, que se los agujerean). A saber la cantidad de ricachones que se pegan los domingos cazando cabras o ciervos o gamusinos en la Sierra, y los que se van a disparar osos con flechas a Vetetúasaberdónde (capital administrativa de Nipajoleraideadegeografía).

Menudo trompazo

Así que no nos debería preocupar demasiado que un anciano se vaya a pegar tiros a Botsuana. “¡Sí, pero lo hace con mi dinero!”. Excelente aclaración, rastafari perroflauta de la penúltima fila. Saca entonces tu dinero de los bancos que financian guerras, pégale una patada al político que se saca comisiones cerrando negocios con dinero público y denuncia al empresario que comercia con becarios, recorta sueldos y puestos de trabajo y se lleva el dinero a Suiza (y qué bonito está Lugano en esta época del año, ¿verdad?). Y luego ven a quejarte de estos cuatro mangantes.

Y antes que eso, cuando te encuentres un teléfono en la calle intenta encontrar a su dueño; cuando te den mal el cambio en una tienda devuelve el dinero que te hayan dado de más. Entonces pide honradez.

ImagenAdemás, ¿y las risas que nos echamos? No me imagino a Cánovas o Sagasta diciendo estas sandeces, o a Manuel Azaña disparándose en un pie. Que con la República las cosas irían diferentes, pero sería más aburrido. Es una familia que da mucho juego: el yerno deportista (campeón del Escondite de Fondos Públicos), la mujer maltratadora (¿o es que alguien se cree lo del ojo morado del Rey contra una puerta?), tropecientos nietos que a ver a quién disparan con qué nos sorprenden en el futuro,… Ni Médico de familia, oyes.

Ojo, y por otro lado, vete por el mundo a cualquier Cumbre Iberoamericana o a algún otro torneo menor y pon a Rajoy de representante españBUAJAJAJAJAJA Lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir.

Publicado en Sociedad | Etiquetado , | Deja un comentario

Metropolis Today

Parece mentira que en pleno siglo XXI, cuando ya no sabemos vivir sin un Smart Phone en el bolsillo, cuando casi no hace falta ni bajar a la calle a por el pan porque te lo traen a domicilio y podemos ver los estrenos de la semana desde el sofá de nuestra casa, una película de 1927, muda y en blanco y negro, sea tan o más actual que Alvin y las ardillas 3 o la reposición de Titanic en 3D.

Damas y caballeros, no me cierren la página todavía y dénme una oportunidad de explicarme:

Image

Esto es una cara de poker

Metrópolis, película de ciencia ficción dirigida por Fritz Lang en el año 1927, muda y en blanco y negro, es el fiel reflejo de la sociedad de principios del siglo XX, de la Edad Media y de 2012. Porque la cosa no ha cambiado mucho, y enseguida entenderéis por qué, y veréis que de ciencia ficción nada.

En este mundo futurista, en la ciudad de Metropolis (no se esmeraron mucho buscándole un nombre original, lo reconozco) la sociedad se divide en dos clases: los pensadores, propietarios y, al fin y al cabo, ricachones que viven en la superficie, y los proletarios, trabajadores y pobres que viven bajo el subsuelo. No, no he dicho nada de que vivan en el metro, por favor, usted, el de la última fila, siéntese y atienda.

Pues bien, los pobres desgraciados que viven en el guetto industrial inferior trabajan en jornadas incansables en empleos repetitivos y sin futuro por el bienestar de los de arriba, y además se les prohíbe bajo ningún concepto subir a la superficie ni tan siquiera para apreciar el fruto de su trabajo en el mundo reservado a los pensadores. ¿Os va sonando todo un poco más?

Image

Aldeanos impasibles ante la que les viene encima.

La película no acaba ahí, claro: hay revueltas, suplantaciones de identidad y enfrentamientos entre las dos clases hasta llegar a un clímax apoteósico donde todos se hacen tan amigos y se prometen llegar a un acuerdo de mejora en las condiciones laborales. ¿Que le he contado el final? No, ni por asomo. Mírese la película y luego escriba su opinión al respecto en la pestaña “comentarios”. No, señorita, no se vaya, que luego hay canapés…

 Y eso, estimados asistentes a la conferencia, es lo que ha pasado siempre. Desde el Imperio Romano (con sus nobles controlando a los esclavos), pasando por todas las épocas hasta llegar a la actualidad, donde los de arriba controlan a los de abajo a menudo sin que nos demos cuenta.

Reflexionemos sobre las opciones que tenemos, que siempre las hay, y actuemos acorde a nuestros pensamientos, y no al revés. De verdad, que vale la pena.

Y ahora, a por la barra libre.

Publicado en Sociedad | Etiquetado , , | Deja un comentario